Hablando de béisbol

Un espacio para expresarnos, opinar y analizar lo que sucede en el béisbol

Clint Hurdle y su poder con los Tiburones

2 comentarios

Otra de las figuras importadas en la historia de los Tiburones de La Guaira fue Clint Hurdle, actual manager de los Piratas de Pittsburgh y quien como pelotero estuvo diez años en Grandes Ligas.

Hurdle jugó tres temporadas (77-78, 78-79 y 83-84) con los Tiburones, fue líder en cuadrangulares en una de ellas, al amenazar el récord de Baudilio Díaz, con 18. Con esa cifra de jonrones impuso una marca para el equipo, que aún está vigente, e implantó otra de carreras remolcadas, con 52, que fue quebrada por Maximiliano Ramírez, en la 2008-2009, con 53.

Sus registros totales con La Guaira fueron: 42 dobles, 31 ronronees, 121 carreras remolcadas y promedio al bate de .298, en 181 juegos.

A continuación la transcripción de nuestra entrevista.

Billy Russo (BR): ¿Qué recuerdas de la liga venezolana y de los Tiburones?

 Clint Hurdle (CH): En mi primera visita a Venezuela era joven y estaba nervioso, porque era la primera vez que estaba fuera de casa tan lejos y por tanto tiempo. Era un medio ambiente diferente, en el que se hablaba mucho español, obviamente, y eso no era muy cómodo para uno cuando estaba en la calle. Yo aprendí más español en los tres meses  de mi primer año allá que en los tres años que lo estudié en el liceo.

Amé mi experiencia en Venezuela, por eso fui tres veces para allá. Las personas son geniales, la calidad del beisbol es muy bueno y el hombre para el que yo trabajé muy bueno, Pedro Padrón Panza. Él me trató muy bien.

Allá también tuve un staff de coach muy buenos. Me encantó Graciano Ravelo, afortunadamente también jugué para Prestón Gómez, mi primer manager allá. Pompello Davalillo también fue un gran manager.

Fue una gran experiencia para mí.

BR: ¿Sabías algo acerca de los Tiburones antes de ir a jugar con ellos?

 CH: En triple A fue cuando tuve la primera información de los Tiburones, porque la gente me comenzó a hablar del beisbol invernal, pero no sabía nada de eso. Algunos compañeros me dijeron que en Venezuela había una buena liga y que los Tiburones de La Guaira era uno de los más grandes equipos de allá, junto a Caracas y Magallanes.

John Wathan, quien fue manager de Grandes Ligas con Kansas City, también jugó allá ese año y él ya era un Grandes Ligas, así que eso me dio confianza de ir allá.

Todo fue nuevo para mí.

 BR: ¿Por qué fuiste a Venezuela? Qué esperas encontrar allá?

 CH: Esperaba ir a un lugar y jugar buen beisbol. La competencia fue muy, muy buena. Me recuerdo de Baudilio Díaz y Tony Armas. Yo jugué con Oswaldo Blanco, Argenis Salazar, Juan Monasterios. Unos años antes Dave Parker había ido a jugar allá, con Magallanes y tuvo un gran año. Él habló de lo bueno de esa liga y de lo mucho que lo ayudó a actuar en Grandes Ligas.

 BR: En tu primer año con los Tiburones impusiste una nueva marca de jonrones con 18 y fuiste el líder de la liga ¿Cómo fue esa competencia por el liderato de los cuadrangulares y por tratar de alcanzar el récord de la liga, que en ese momento era de Bob Darwin, con 19? 

 CH: No sabía eso de que había roto el récord del equipo, con 18. Pero sí sabía que el récord de la liga era de 19 y que lo tenía Bobby Darwin. Después Baudilio Díaz se lo quebró unos años después con 20.

La verdad es que no sabía que todavía tenía ese récord, porque hace poco supe que alguien quebró el que tenía de carreras remolcadas, creo que fue un jugador venezolano.

BR: En plena lucha por el título de los jonrones y por alcanzar el récord de Darwin fuiste alineado incluso como primer bate. ¿Cómo fue eso?¿ Recuerdas esos momentos? 

CH:  Esa fue la más grande apuesta que alguien haya hecho por mí, porque yo tuve un terrible inicio de temporada y estuve cerca de regresar a mi casa, porque estaba muy mal y tenía un problema en mis ojos. Pero luego me puse caliente y comencé a dar jonrones. Dos semanas antes de terminar la temporada el manager, Preston Gómez, me dijo que tenía oportunidad de quebrar el récord de jonrones y yo le dije que okay. Entonces cuando llegué a 15 jonrones me puso como primer bate, para tener más turnos al bate y ver si podía hacer lo del récord. Y eso fue bueno.

Los fanáticos siempre hacían mucho ruido cuando batea, ellos sentían una gran pasión por el juego y a mi me sorprendió que me apoyaran tanto para romper el récord, siendo un jugador extranjero.

 No había nada mejor para mí que jugar allá los domingos con sol, porque eso era algo eléctrico.

Disfruté mi tiempo allá, sin duda que lo disfruté.

 BR: ¿Cómo fue tu relación con Pedro Padrón Panza?

CH: Nuestra relación fue mi profesional. Yo no habla muy bien español y él no habla muy bien inglés, pero cuando nosotros hablábamos no necesitábamos que nadie nos tradujera, porque encontrábamos la forma de hacernos entender bien.

Él sabía del equipo que tenía y se preocupa en llevar a peloteros jóvenes y en atenderlos. Él era una persona muy ocupada pero cuando llegaba al estadio pasaba mucho tiempo con nosotros. Era una persona que amaba el beisbol. Conmigo fue una persona clara, honesta y siempre consistente con su forma de ser y en lo que hacía, por eso yo fui tres años seguidos para allá. Yo no hubiera jugada para nadie más.

BR: ¿Cuál fue el beneficio que tuvo en tu carrera el jugar en Venezuela, con los Tiburones de La Guaira? 

 CH: Para mi carrera fue muy importante y no solamente para mi carrera como pelotero, sino también como coach y manager. Yo realmente siento que una de las mejores cosas que pueden hacer los peloteros americanos es ir a jugar en el beisbol de invierno por un año, porque así ellos pueden entender mejor de dónde vienen los peloteros latinos y lo que pasan cuando llegan aquí. En esa experiencia tu aprendes el idioma en la calle, te tienes que hacer cargo de tus cosas, de comprar comida, de tomar los taxis y todo en la calle. Eso representa un gran reto por la lengua. Me enseñó a ser paciente a entender más todo eso.

About these ads

Autor: Billy Russo

Billy Russo, periodista venezolano con diez años de experiencia en la cobertura del béisbol. Ha trabajado para el diario El Universal, el periódico deportivo Líder y la agencia deportiva venezolana AVS Photo Report. Ha estado en las coberturas del Spring Training, Juegos de Estrellas y Series del Caribe. También es stringer de la agencia de noticias AP, con la cual ha estado ligado desde el 2007 en la cobertura del béisbol profesional venezolano. Ha colaborado con trabajos periodísticos, análisis y comentarios con los Medias Blancas de Chicago, desde el 2008, y con Espn Deportes, desde el 2012.

2 pensamientos en “Clint Hurdle y su poder con los Tiburones

  1. Que buena entrevista Billy.. Un gusto!

  2. CLINT, UNO DE LOS PELOTEROS QUE LLEGUE A ADMIRAR CON MUCHO DETENIMIENTO, ME DIO MUCHAS ALEGRIAS, Y CUANDO VI QUE VENIA A BATEAR DEJABA DE HACER LO QUE HACIA Y ME PINIA FRENTE AL TV, PARA VER Y ESCUCHAR CUANDO DECIAN: AL BATE CLINT HURDLE, VA EL LANZAMIENTO LE TIRA Y ALLA VA LA BOLAAA, LA BOLAAAAA SE VAAAAA, SE VAAAAA, Y HOOOOOOOOOOOOOME RUUNNNN LA DESCOCIO HORDLEEEEEE…!!!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.